Mascarada

Tengo al viento queriendo besarme, a la tierra enfrentada,
tengo las manos vacías y esposadas, tanto como el alma,
de los caminos sólo me quedan los zapatos, y la esperanza,
de la vida, el corazón que palpita con cada mirada.

iñaki navarlaz rodríguez

Micropoemas de la tierra

Corazones Idiotas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s