La niña de párvulos

Dónde quedaron aquellas primeras palabras,

aquellos primeros sueños,

esos juegos escondidos de la realidad

que usurpaban nuestras mentes infantes,

¿dónde?

Aún recuerdo cómo bailaba en la goma,

cómo reía, y en esos momentos

tal vez inexistentes de otoño a primavera,

fui reina de mi propia mirada.

Dónde se besan hoy mis labios y

qué caricias me absuelven de equivocarme,

si ya no hay pasado, ni ratos imaginarios,

si no tengo un mundo que soñar

y jugar se ha convertido en riesgo ridículo.

Qué haré un día que quiera desplegar mi espíritu infantil;

parar no.

Mirar mi soledad e idear

aquellas primeras palabras,

aquellos sueños que me sonrojan;

y quizá, volver a saborear

lo que siente mi niña de párvulos.

Iñaki Navarlaz RodríguezRevisado en marzo 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s